VESTING

Hablemos de Vesting.

Todas las industrias tienen un vocabulario propio, y el ecosistema de startups no es la excepción. Palabras como exit, cap, pivotar son conceptos que son tan propios de las startups, que es muy probable que, si hace poco empezaste a emprender no tengas muy claro de qué tratan. Uno de esos términos que se escuchan mucho y por el que me consultan porque «todos lo tienen» entonces «hay que tenerlo» es el Vesting. En este artículo, voy a explicarte qué es el vesting, para que te sirve y cómo implementarlo.

¿Qué es el vesting?

El vesting es un mecanismo que trata de garantizar la permanencia en la compañía del equipo fundador y/o de determinados empleados en cuyas manos estén acciones de la empresa o derechos asociados a dichas acciones. ¿Y cómo trata de garantizarlo? Básicamente supeditando la posesión de las acciones/sus derechos a que se cumplan unos plazos temporales (permanencia) o el cumplimiento de una serie de objetivos.

¿Cómo funcionan?

El vesting desincentiva la salida de algún fundador o empleado (si el vesting está activo) dado que todas las acciones/derechos no estarían en su poder hasta que se cumpla el período definido.

Pongamos un ejemplo: una startup tiene un único fundador y ha cerrado con éxito una ronda de equity, su primera ronda, de 500k por la que ha cedido un 20% de la startup, manteniendo en sus manos un 80%. Ahora bien, los inversores y él han pactado un vesting sobre su 80% a 4 años, por lo que cada año estaría en su total disposición un 20%. Finalizado en año 3 estaríamos hablando de un 60% (20%*3) y finalizado el cuarto año habría liberado la totalidad, el 80% (20%*4).

¿Qué decisiones se deben tomar?

Por un lado hay que determinar los plazos de devengamiento. Es decir, si se tiene que cumplir un mes completo, trimestre completo, semestre completo etc para que la persona sujeta al vesting pueda tener pleno poder sobre sus derechos. Normalmente se usa un devengo mensual.

Otra cuestión a tener en cuenta es el «Cliff». Durante el periodo de cliff, que inicia con el establecimiento del vesting, la persona sujeta al mismo no devengará ningún derecho hasta pasado la totalidad de dicho período. Por ejemplo, si se aplica un vesting a 4 años con un cliff periodo de 1 año y un devengo mensual, hasta que no pase el primer año en su totalidad el fundador no habrá devengado nada, no tendrá nada en su poder. Por lo tanto, si al mes 11 el fundador decide dejar la compañía, se irá con un 0% a su nombre.

Si necesitás ayuda en tu ronda de capital, te invitamos a conocer nuestros servicios de acompañamiento en rondas de inversión.